José Antonio Vila

José Antonio Vila Becerra, es uno de nuestros fliscornos, segunda voz.

Tiene 48 años, es Auxiliar Administrativo en la Clinica “El Ángel”, pero como él bien dice, por las noches todos los gatos son pardos.

Es el único componente de nuestra banda que ha tocado tanto en “Regulares” como en nuestra banda.

Gran persona, de la cuál se puede aprender mucho.

¿Cuándo empezaste en el mundo de las bandas?

Podría señalar mí paso por el servicio militar, en Regulares, pero en Bandas de CC. TT. Fue con el nacimiento de nuestra banda.

¿Por qué decidiste pertenecer a nuestra banda?

Un buen día, el amigo Compán, me sugirió la idea y me habló del proyecto, vine a probar y me encantó, aún sigo encantado.

¿Qué instrumento tocas actualmente? ¿Has tocado alguno otro anteriormente?

Anteriormente tocaba la corneta, pero un buen día la dirección musical, me ofreció la posibilidad de cambiar a fliscorno 2ª, hecho que agradezco, ya que el cambio me motivo aún más si cabe.

¿Cuáles son tus marchas favoritas del repertorio de la banda?

Me quedo con tres, Amor de Madre, fue la primera marcha que aprendí de corneta, Sobre los pies te lleva Sevilla, con el solo de Popi, que me trae a la memoria el primer traslado que la banda acompañó a Jesús Cautivo, entrando en una abarrotada calle La Regente, y por ultimo Historia de un Profeta, como marcha y por los recuerdos que me trae.

¿Y de las propias?

Recuerdos al Alba sublime composición de Javier Anaya, Tu Cáliz sobre mi costal del maestro José López y La Fe (Alberto Negrete), por su música y por todo lo que conmueve su historia.

¿Qué otro tipo de música escuchas?

Variopinta, no me encasillo en ningún estilo, aunque me quedo con la música española, y mi disco de cabecera es Jesucristo Superstar.

¿Eres hermano de otra cofradía además del Cautivo?

En la actualidad no, he sido hermano de la Hermandad de la Sentencia y portador de Mª Stma. del Rosario.

¿Con qué compañeros mantienes más amistad?

Aunque me suelo relacionar con casi todos, he de destacar a José Antonio Compán y a Higinio Cáliz, Compán además de abrirme las puertas de nuestra banda, es una persona siempre dispuesta a ayudar, con el comparto, por suerte, mucho tiempo, dentro y fuera de la banda, a Chiki parece que lo conozco de toda la vida, es todo corazón, es la persona ideal para compartir fila en Semana Santa y amistad durante todo el año.

¿Qué ex componente te gustaría seguir teniendo como compañero?

Sin duda Moisés Cañete, guardo muy gratos y buenos recuerdos, y un muy mal recuerdo, cuando se fué.

Anteriormente ya saliste con Nuestros Sagrados Titulares por tu pasado como soldado Regular, ¿como recuerdas esos momentos?

Inenarrables e inolvidables, seria largo de contar, pero para los interesados os remito a un artículo que escribí con motivo de los veinticinco años de mi paso con Regulares en la Semana Santa de aquel año, y al que di el titulo de “Veinticinco años después”.

¿Que sentiste al volver a tocar a Nuestros Sagrados Titulares?

Cumplí un deseo, hice posible un sueño, aunque a lo lejos, le di gracias a Jesús Cautivo, por permitirme estar allí, cumplí mi promesa de volver a seguir sus pasos, enorme recompensa a la deuda que le debía, por todo lo que me ha dado.

De los diferentes estilos musicales cofrades, ¿con cual te sientes más identificado?

Con el de cornetas y tambores, aunque he de reconocer que me gusta todo lo que suene a Semana Santa.

Nombra tu marcha favorita de cada estilo musical cofrade.

En agrupación musical, como en casi todo en esta vida, soy un profano, pero te digo dos clásicas que me encantan, que son Caridad del Guadalquivir y La Saeta.

En banda de música es difícil elegir ante tanta riqueza, pero me quedo con una composición de Vílchez que se llama Hombres de Trono.

En cornetas y tambores es aun más complicado te diré dos Dulce Nombre de María y Sobre los pies…

¿A qué Cristo te gustaría acompañar tocando?

Mi anhelo lo tengo más que cumplido acompañando al Cautivo, pero quizás por mi pasado Victoriano el Nazareno de los Pasos de la Hermandad del Rocío o Nuestro Padre Jesús de la Sentencia.

Tu primer recuerdo cofrade.

Mi primer recuerdo fue en Álora, mi pueblo, de nazareno de la Virgen de los Dolores Coronada.

Tu primera experiencia como músico. ¿En qué lugar y con qué cofradía fue?

Fue en el traslado del Cautivo con Regulares, aunque con la banda recuerdo con mucho cariño mi primera experiencia en la procesión extraordinaria del 75 aniversario de Jesús Cautivo en la plaza del obispo, Bendición y La Pasión fueron las primeras marchas que interpretamos, inolvidable.

Menciona tres momentos especiales de la Semana Santa.

El traslado de nuestra cofradía, Cautivo en el puente, ambas un privilegio al alcance de pocos, y la “Despedía” de Alora, algo único.

Una marcha y una calle.

Me quedo con el recogimiento el silencio y el respeto de Salesianos por San Agustín con Refúgiamey He ahí tu Madre.

 

 

 

 

.   

Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.